Los niños y el tejido

Los niños y el tejido

Ver el mundo textil a través de los ojos de los niños es apasionante. He de deciros que en siempre encuentro sorpresas en ellos cuando hago algún taller para los más pequeños.

 

Los niños y el tejido

Fotografías realizadas por el equipo del Gaiás durante nuestro Taller el pasado 21 de Mayo, con motivo de la Celebración del Dia de los Museos

 

A los niños les apasiona todo lo que es nuevo y en el tejido les produce una mezcla de curiosidad y temor. Antiguamente todos recordamos como sobre todo nuestras abuelas nos introducían en el mundo textil a través de sus labores. Eran nuestras madres, o abuelas las que nos enseñaban a hacer ovillos, madejas, punto o si eras un poco más habilidosa a bordar.

Y curiosamente en los talleres que he hecho es cierto que los niños todavía sienten el tejido como algo femenino, y a los chicos les cuesta un poco sentarse a hacer algún tipo de labor. Afortunadamente estos talleres contribuyen a enseñarles que el tejido es universal y no responde a ningún rol. De hecho en lugares como la India son los hombres los que bordan primorosamente trajes de alta costura, y antiguamente también los hombres eran los maestros tejedores o tintoreros. Así de este modo los niños aprenden que el tejido no tiene sexo.

Los niños y el tejido

Cuando les presentas un pequeño telar, y los hilos de colores de distintos materiales , un mundo nuevo se abre ante ellos. Es el color es lo primero que les llama la atención y es aquí donde su creatividad echa a volar, este elemento junto con las texturas les llevará a combinaciones maravillosas.

La técnica del tejido exige el uso de ambas manos y obliga al cerebro de los niños a entrenar su lateralidad. Al mismo tiempo fijan su atención porque tienen que llevar la lanzadera a través de los hilos con un ritmo preciso que hará que el tejido se vaya confeccionando poco a poco, para esto tienen que tener paciencia y al final obtienen la recompensa, en su pequeño telar tienen un pequeño trozo de tejido que les ha costado un tiempo y un esfuerzo realizar. Y valoran más su pequeña pieza por el trabajo que les ha costado hacerlo.

Los niños y el tejido

Una de las cosas que les preocupa es el uso de su tejido así que al final debemos encontrar una aplicación para su pequeña labor, un pequeño marcapáginas, una pulsera … porque entienden que el tejido tiene una aplicación. Y es que no nos han enseñado que el tejido también puede ser Arte.

Deberíamos acercar más a los niños a las distintas labores textiles que durante mucho tiempo formaron parte de nuestra cultura y que hoy se recuperan poco a poco, pero de un modo muy lento. Hace no mucho tiempo estas labores, perdieron interés y cayeron en desuso, hay una generación de madres jóvenes que no saben enseñar el valor de las labores textiles a sus hijos porque no fueron enseñadas y es que el textil es cultura, es más que una manualidad, ha sido durante siglos una manera de expresarse a través del tejido y creo que los niños deben recuperar este conocimiento y disfrutar más de actividades textiles que fomenten sus habilidades psicomotoras finas, les relaje hacerlas, y sean fruto de su esfuerzo.

Sin Comentarios

Publicar un Comentario