Artesanía versus tecnología hoy

Artesanía versus tecnología hoy

Desde antaño tenemos la idea de la Artesanía y la Tecnología habitan en mundos casi opuestos. Ambas responden a conceptos muy distintos y todos tenemos en mente conceptos que rápidamente se asocian a ambas.

 

Mientras que la Artesanía nos evoca el sabor de épocas pasadas, del trabajo bien hecho, de técnicas que sobreviven gracias al trabajo de unos pocos, la Tecnología nos sugiere progreso, vértigo, modernidad y también despersonalización. Pero también asociamos esta última a un concepto más actual, de lo que hoy debe ser.

Esto mismo ocurre con los tejidos hoy en día.

En el mundo de la artesanía textil, se sigue trabajando con telares manuales, que nos evocan recuerdos de un pasado que creemos lejano aunque es cierto que en nuestro taller tenemos la experiencia de viendo nuestros telares, todas las personas recuerda a un vecino, abuela o pariente que hasta no hace mucho tejía. Todos guardan algún objeto hecho por ellos al que le dan más o menos valor.

Y es que la Artesanía, en este caso textil, tiene dentro de sus funciones una labor antropológica de recopilación de técnicas, objetos y usos que tienden a perderse. Las colchas antiguas que se utilizaban como dote, hace no más de cien años, y también como muestra del buen hacer de muchas mujeres artesanas.

La mayoría de los objetos cotidianos eran Artesanos y estaban hechos como se hacían desde miles de años en la zona, con cariño y mucha técnica. Cestas, mantas de lana, cuchillos, infinidad de aperos, loza, tazas, sábanas e incluso ropa era realizada por maestros artesanos que recibían el saber hacer de todas estas cosas de generaciones pasadas.

Es por esto que grandes casas de Moda de Alta Costura, se hacen con un patrimonio inmaterial, que vale un futuro, talleres de artesanos, herramientas, y conocimiento se convierten en el granero de conocimiento de estas firmas.

Tejido Tecnológico

Hay un mundo de materiales nuevos que la Artesanía puede incorporar y otros en los que podría colaborar en la investigación, es sólo cuestión de proponérselo.

 

Es la tecnología, o en este caso la revolución industrial la que condena a la Artesanía a ser un residuo o un souvenir de una época, y esta se vuelve obsoleta y antigua, casi de tiempos remotos. Es cierto que también es la tecnología la que facilita muchos procesos y muchos trabajos que antes eran tediosos y difíciles o contaminantes.

Así hoy en día podemos encontrar procesos como el teñido que gracias a la tecnología más puntera se puede hacer con carbono y con unos residuos mínimos para el medio ambiente. Es en este sentido donde la tecnología ha venido a mejorar procesos que se hacían desde antaño pero con unas condiciones inhumanas que se debieran mejorar.

Es el textil donde hoy en día la tecnología está aportando nuevas perspectivas de tejidos que tienen propiedades casi a la carta. Y así mientras un tejido artesano de lino, es termorregulador, natural y fresco. Podemos obtener casi los mismos efectos con tejidos tecnológicos realizados con materiales o nanopartículas que en principio no se concebían para el tejido. Nacen así los tejidos técnicos o tecnológicos. Por otro lado la incorporación de nuevos materiales como el led o la fibra óptica, o tratamientos y recubrimiento con sustancias químicas hacen que la nueva generación de tejidos nos parezca casi como asomarnos al abismo del futuro.

Pero es cierto que si observamos todos estos tejidos tecnológicos, tienen un aspecto reticular, como si fuesen mayas, son planos, monocolores y fríos, lo que la industria suele llamar tejidos no tejidos. Y creo que es en este aspecto donde la Artesanía puede aportar más.

Tal vez la fusión de ambos mundos sea la respuesta, las  manos que trabajan la Artesanía están directamente comunicadas con el cerebro, y por ende con el alma. El calor de estas manos es la que dota de vida a los objetos convirtiéndolos en únicos. Y en el mundo de hoy todos buscamos ser únicos, disfrutar de experiencias enriquecedoras y es ahí donde creo que la Artesanía puede aportar más.

Por otro lado la Artesanía debe conservar esos procesos antiguos de trabajo y buen hacer, pero también debe evolucionar. Los paños de la Edad Media no se hacen hoy en día y aunque hay piezas textiles que se pierden porque se pierden los procesos también creo que los artesanos deben incorporar nuevos materiales, mejorar sus técnicas y aportar al mundo tecnológico la humanización del producto.

En el mundo de la Moda la reciente exposición en el MOMa Manus and Machina pone de manifiesto esta dualidad con prendas que se han hecho con técnicas artesanales y prendas donde la tecnología domina todo el proceso.

Manus x Machina

Aunque es también es este mundo de la Moda donde el entendimiento y la coexistencia entre el trabajo artesanal, minucioso y preciso y la tecnología más avanzada es más evidente. Los cortes láser y la impresión 3D se complementan con bordados, pedrería y sastrería a medida.

En este artículo de ITFASHION.COM podréis profundizar como en el mundo de la moda y el textil, el avance tecnológico es imparable.

LA ARTESANÍA TAMBIÉN DEBE ESTAR PRESENTE APORTANDO SU SABER HACER

 

Sin Comentarios

Publicar un Comentario